en Sin categoría

Alivio de luto

Un incendio que devastó un bosque, una limpieza étnica, una cría de lince muerta a manos de un furtivo.

¿Cuánto tiempo resulta correcto sentirse compungido por una noticia así?

En la sociedad de la inmediatez, del recambio informativo, es casi inevitable sentirse mal por olvidar demasiado pronto; nos hace frívolos.

Pero, por reducción al absurdo, tampoco tiene sentido prolongar la tristeza, la rabia o el pesimismo de forma ilimitada.

Así que, ¿cuánto tiempo es razonable? ¿Durante cuánto tiempo es fisiológico no olvidar?

Lo que ocurre es que la pregunta es tramposa; porque la respuesta no importa.

Porque lo que nos hace sentir mal no es cuánto tiempo guardamos el duelo.

Es no hacer nada al respecto.

Porque la única respuesta es simplemente apuntarse, firmar, pulsar una tecla, sacar un billete.

Lo demás es una huida hacia delante de sentimientos compasivos, que duelen, pero no curan.

3