en Sin categoría

Anticipar el pasado

Epidemias, campeones de copa, guerras civiles.

Adivinar lo que ya ha ocurrido resulta bastante inútil.

Porque lo siguiente no será igual, sino distinto.

A pesar de lo cual, toda la atención, repetitiva e incansable, va siempre ahí; a lo ya acontecido.

Redes sociales, tertulianos, cuñados en la barra del bar.

Trump y coronavirus, Vox y Podemos, el Barcelona y el Madrid.

Regodearse estérilmente en los hechos consumados.

Porque es fácil.

Porque sobre lo ya ocurrido no hay riesgo en opinar.

Y sin embargo…

Inteligencia artificial, una joven promesa, la tensión entre China y Estados Unidos, el desastre ecológico.

Anticipar lo que va a ocurrir es lo interesante.

Pero de ello hablan muy pocos.

Porque requiere discernimiento.

Porque consiste en transformar la información en conocimiento.

Y en buscar los patrones que se repiten a través de la Historia.

Algo que no se encuentra en Instagram. Ni en el telediario.

4