en Sin categoría

Cambiar la pregunta

Un nuevo tratamiento, un coche que contamina menos, un derecho para los trabajadores.

Son respuestas.

Las respuestas que otorgamos para intentar hacer nuestra vida mejor.

Las herramientas con las que, poco a poco, caminamos por el delicado límite entre conservar lo que funciona y progresar en lo que no funciona tanto.

Y sin embargo…

¿Por qué se caen las manzanas de los árboles? ¿Habrá tierra al otro lado del mar? ¿Por qué no votan las mujeres?

Son preguntas.

Las preguntas que nos permiten dar saltos inmensos en nuestra comprensión del mundo.

Las respuestas son el cómo y las preguntas son el qué.

Son las preguntas, no las respuestas, las que definen quiénes somos, qué queremos alcanzar y por qué vivimos.

O como dijo Jorge Wagensberg: Cambiar de respuesta es evolución. Cambiar de pregunta es revolución.

1