en Sin categoría

Complemento circunstancial

El qué no lo controlamos.

Tampoco el quién.

Mucho menos el cuándo.

Y sin embargo…

Casi siempre controlamos el cómo.

De hecho, acción a acción, va definiendo quiénes somos.

O cuánto queremos conservar nuestra dignidad.

Por eso conviene recordar a Victor Frankl en “El hombre en busca de sentido”:

Actúa como si vivieras por segunda vez y la primera lo hubieras hecho tan desacertadamente como estás a punto de hacerlo ahora.

Incluso en las condiciones más trágicas podemos elegir quiénes queremos ser.

4