en Sin categoría

El ciclo de las ideas

Cada nueva idea pasa, más o menos, por cinco etapas:

  • Sueño deseable pero inalcanzable a día de hoy
  • Tiene sentido y parece que va llegando, pero no puede demostrarse
  • Empezamos a tener evidencia de que funciona, pero no experiencia en su uso
  • Se generaliza hasta llegar a estar mal visto no usarlo
  • Es ley

Puede aplicarse a un sistema organizativo, a una forma de alimentarse o a una tecnología.

La primera etapa no es muy relevante, más allá de las obras de ficción.

Y de la cuarta y quinta hay poco que decir, porque ya habrá miles de personas que lo digan todo.

Y sin embargo…

Lo interesante está en la interfase entre la segunda y la tercera.

El punto en que arriesgar puede traer un gran beneficio.

Donde cuentan más los principios y el discernimiento, que los métodos y los estándares.

Justo ahí, entre “parece que funciona” y “sabemos que funciona” está el progreso.

Innovar es actuar un minuto de lo sensato.

0