en Sin categoría

El precio de innovar

A casi todos nos gusta innovar.

Porque innovar es hacer cosas nuevas.

Y porque, cuando estas cosas funcionan, nos dan una ventaja.

A los innovadores les gusta hablar de esas ventajas.

Y algunas personas, a veces, las compran.

Y sin embargo…

Hacer cosas nuevas implica riesgos.

De hecho casi seguro conlleva errores, retrasos e incluso acccidentes.

Las bicicletas, los antibióticos, las televisiones. Trajeron problemas hasta que dejaron de hacerlo.

Pero a menudo los innovadores tienden a no avisar sobre esos problemas, que están asegurados por el hecho de crear cosas que no existen.

Y en otras ocasiones, es el que compra el que no quiere entender que con el beneficio viene el sacrificio.

Que si una innovación garantizara el éxito, no sería una innovación.

Huye de los que quieren tu innovación pero no asumen su precio.

1