en Sin categoría

Esto no pinta bien

Una parte de nuestro cerebro parece estar perfectamente destinada a anticipar la catástrofe, sea ésta cierta o no.

A menudo este fenómeno psicológico ocurre con los proyectos, las conferencias, las competiciones.

Conforme se acerca, más potente es la ilusión de fracaso que se presenta ante nuestra visión anticipatoria.

Hasta que llega el momento.

Y el resultado es bueno.

El proyecto sale.

Felicitaciones.

Alivio.

Guardemos la calma. Si se han hecho los deberes, poco importa lo que nos haga creer nuestro cerebro evolutivo; lo que ha de salir bien, saldrá bien.

Y lo mismo aplica, por supuesto, en el caso opuesto.

5