en Sin categoría

Estudiando la perspectiva

Quizá conozcan la fábula…

Un viajero ve a un lado de la carretera a un hombre que parte piedras golpeándolas con un mazo. Su rostro expresa desdicha y sus gestos, rabia. El viajero se detiene y le pregunta:

¿Señor, qué hace?

Ya ve usted – le responde el hombre – no he encontrado más que este oficio estúpido y doloroso.

Algo más lejos, un segundo picapedrero aparece radiante de felicidad. Sonríe al demoler la masa pétrea y mira placenteramente las lascas de piedra.

¿Qué hace usted? -le interroga el viajero

¿Yo? -responde el hombre- ¡Construyo una catedral!

Picar piedra es costoso pero fácil.

Lo difícil e interesante es no dejar de imaginar la catedral.

3