en Sin categoría

Éxito o reconocimiento

Porque no son lo mismo.

Una cosa es el reconocimiento. Esa espuma volátil que dura un rato. Enormemente satisfactoria al principio… hasta que la timidez (el pudor del “famoso”, tan típica de los artistas) empieza a comerle el terreno al bienestar y entonces sólo se desea el anonimato y la discreción.

Y otra muy distinta es el éxito, que es básicamente haber conseguido lo que se quería.

El reconocimiento está bien si se cumplen un par de preceptos al experimentarlo:

  • Usarlo como herramienta para alcanzar el éxito. Es publicidad gratuita. Punto.
  • Reírse de uno mismo al encararlo, recordando que esa efervescencia es transitoria.

Es más probable cambiar el mundo si no te importa demasiado llevarte el mérito de hacerlo.

3