en Sin categoría

Hablar de mi libro

En el mundo hay mucho conocimiento. Más del que podemos absorber. Más libros buenos e interesantes de los que podemos leer (o escuchar).

Por eso, quizá es buena idea pensarlo dos veces antes de escribir un libro que no contenga ninguna idea original, ninguna verdadera historia nueva que contar.

Si has contactado conmigo para que escriba un libro o incluso un capítulo, es probable que, no sin pasar un rato incómodo, haya declinado tu amable invitación. La razón es que no me parece honesto (ni útil) volver a decir lo mismo que ya han dicho otros.

Porque el tiempo que los demás usarían en leerlo, pueden usarlo para otras cosas mejores…

Y sobre todo porque tu tiempo, si eres quien iba a escribir, también tú lo usarás en cosas más útiles, como por ejemplo leer a otros hasta dar con la idea que aporte algo que merezca la pena contar.

4