en Sin categoría

Los extraños

Nada más fácil para herir el orgullo de tu gente que traer a un “experto” de fuera.

Con la tribu bien grabada en nuestros genes, inmediatamente lo rechazarán.

Y de ahí la enorme tentación de no traerlos.

Para no desestabilizar, etc.

Y sin embargo…

Contar con alguien ajeno, con la mirada limpia, no solamente hará que mejore mucho tu trabajo.

Pondrá a todos en situación de tener que demostrar. De mejorar.

Por eso, pese al berrinche inicial de tu equipo, contar con los mejores siempre acaba mereciendo la pena.

8