en Sin categoría

Montar la fábrica

Imagina tu trabajo en una fábrica.

¿Qué has imaginado?

Puede que te hayas visualizado en una cadena de montaje.

O quizá la hayas visto desde arriba, desde «la caseta del jefe».

Es posible que te estuvieras encargando de arreglar una máquina.

¿Diseñando una máquina nueva?

¿Estabas acaso montando la fábrica?

Hay personas que prefieren trabajar en una fábrica que ya existe.

Son excelentes cumpliendo los procesos y mejorándolos de tanto en tanto.

Les gusta saber que las piezas salen todos los días y que hacen mejor la vida de la gente.

Ellos cumplen y eso resulta fundamental.

Y sin embargo…

Tendemos a olvidar que hay personas que prefieren montar la fábrica.

A pesar de lo duro que resulta empezar desde un solar vacío.

Aunque no sepan si la producción saldrá algún día o no.

Aunque tengan que inventar en su cabeza dónde irá cada pieza.

Conviene saber con qué personas querremos contar en cada tramo de nuestro camino.

1