en Sin categoría

No es tan difícil

Si fuera tan difícil, nunca nadie haría nada.

Si de verdad sacar un proyecto adelante fuera tan complicado, no habría éxitos continuos, proyectos estupendos, ideas magníficas, descubrimientos impresionantes… todos los días.

Alguna sencillez, alguna facilidad tiene que haber.

Resulta que, en efecto, en cuanto se da con la tecla, las cosas van rodadas.

Siempre hay amenazas, pero también es cierto que éxito llama a éxito, que las fórmulas son replicables, que una vez en marcha se tiene la posición más privilegiada para aprender cómo ser mejor…

Se habla de las barreras, pero no tanto de los factores que nos ayudan.

Además, desde la meta hay un incentivo a decir que todo fue muy difícil, porque eso engrandece la epopeya. Pero a menudo no es tan cierto.

Sí hay administraciones, gestores y políticos que ayudan.

Sí hay “early adopters” que nos dan una segunda oportunidad.

Sí hay gente cualificada que se suma a nuestro proyecto sin cobrar porque le entusiasma la idea.

Sí hay subvenciones y préstamos.

_

Podemos cambiar la narrativa y dejar de decir que “todo son impedimentos”. Porque no es cierto.

Hay impedimentos pero también hay palancas.

Y es nuestro trabajo accionarlas.

7