en Sin categoría

No son cosas del directo

Si al empezar una charla hay algún problema técnico, es mejor evitar decir que “son cosas del directo”. Esta afirmación informa al público de forma inmediata de que estás nervioso, así que mejor no lo hagas.

De igual forma, no acabes tu presentación con una diapositiva que diga “gracias”. Da una clara impresión de que estás agradecido por el hecho de que se ha terminado el suplicio de estar ahí, de que te sientes aliviado por ello. En su lugar, ofrece tus datos de contacto, lanzando así el mensaje de que estás disponible para futuras discusiones.

Cuenta una historia apoyada por datos, no al revés. Usa anécdotas, ejemplos e imágenes. Si vas a usar datos, explícalos en palabras comunes, anclado en la tranquilidad de estar ofreciendo la fuente. La gente está diseñada naturalmente para las historias, no para los datos. Esto es algo que ya sabes…

Evita las transiciones en las dispositivas, ya que distraen a la gente. Usa diapositivas blancas con letras negras (o lo opuesto si la presentación es larga). No uses dispositivas con colores.

Ajústate al tiempo, ya que es elegante. Si no tienes tiempo, deja las puertas abiertas para el futuro. Como en el cine, a la gente le encanta imaginar lo que podría ser… la próxima vez… porque sabes mucho más de lo que has enseñado.

Sonríe, bromea, empieza con algo inesperado.

Haz muchas pausas hasta exagerar; las pausas transmiten sensación de control.

Un minuto antes de empezar, recuérdate que el hecho de que te estén escuchando representa un privilegio, el cual, de una forma u otra, te has ganado.

Nunca confrontes una pregunta agresiva o malintencionada; simplemente rebótala, dejando claro que es algo en lo que a menudo piensas… haz que suene “relativo”, sin perder la honestidad.

____________________________________

Mucha gente me pregunta qué se necesita para comunicar bien en público. Por supuesto, como en todas las cosas, hay mucha práctica por medio. Pero también contamos con estas pequeñas reglas, fáciles de seguir, que de forma inmediata nos hacen sentir más cómodos a nosotros… y menos aburridos a los demás.

13