en Sin categoría

Nunca gratis

«Como es la primera vez que lo haces, házmelo gratis y así luego podrás vendérselo a otros.»

Ésta es la frase que oyen todos los que están empezando.

Y sí es razonable que, a quien se atreve a probar nuestra innovación, le hagamos un trato muy especial.

Puede ser el precio o también puede ser un servicio extra durante mucho tiempo.

O mil cosas más.

Y sin embargo…

Gratis no. Nunca.

Porque es un error.

Porque si lo damos gratis nunca nos tomarán en serio.

Y porque si no cobramos, aunque sea poco, nunca sabremos si otros querrán pagar por ello en el futuro y por tanto no sabremos si el proyecto o la actividad es viable.

Y sobre todo porque lo que hacemos tiene un valor.

Y, al menos en nuestro sistema, es adecuado que si tiene un valor tenga también un precio.

1