en Sin categoría

Ponga un TDAH en su vida

A nuestro alrededor tenemos incontables adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Lo más probable es que lo heredaran, así como que hayan pasado la vida sin saber que lo son; frustrados por perder innumerables llaves, carteras, aviones y parejas. Es lo que caracteriza a un TDAH: lo pierde todo porque no está atento a casi nada.

A casi nada, porque hay unas cuantas cosas a las que están muy atentos, tanto que su hiper concentración en las tareas que les atraen les hace ser excelentes en ellas.

Son difíciles de tratar, desastrosos a veces, inconsistentes a menudo… y desde luego no pretenda que hagan una actividad por la que nos sienten interés. Ahora bien, si necesita un buen vendedor, líder o comunicador, ponga un TDAH en tu vida.

No verá a alguien dedicarse a una tarea con mayor intensidad y asombrosa capacidad de ejecución.

22