en Sin categoría

Viva la burocracia

En tu hospital, en tu oficina, en tu fábrica.

En todos los lugares donde las personas interactúan con un fin común, incluir procedimientos ayuda a que todo funcione mejor.

El Responsable pasa un Documento al Supervisor, quien comprueba su Corrección y envía al Inspector para que Certifique… y así eternamente.

Mirando hacia adelante, los sistemas, los estándares, los protocolos son necesarios.

Reducen los errores. Mejoran la calidad.

Y sin embargo…

Constituyen lo que, mirando hacia atrás, llamamos burocracia.

Lo que nos enfada, nos desespera, nos enlentece.

La excusa para no innovar, no resolver, para no trabajar.

Los ministerios y las multinacionales enferman de procedimientos, quitando la libertad de acción a quienes podrían resolvernos los problemas.

Es como si gestionar, al fin y al cabo, no fuera mucho más que encontrar el equilibrio adecuado entre la laxitud y el orden, entre la autonomía y los procedimientos.

Entre la burocracia y su ausencia.

4