en Sin categoría

Ante la duda

¿Están funcionando mal o es que yo soy muy exigente?

Más aún, ¿están funcionando mal porque yo no he sabido dar las instrucciones adecuadas?

Éstas son las dudas de todo aquel que alguna vez ha gestionado un equipo y no observa el resultado esperado.

Y sin embargo…

Lo cierto es que los verdaderamente buenos te lo hacen saber cuando no tienen las instrucciones adecuadas.

Por ello una muy buena manera de saber que las cosas no funcionan es la necesidad repetida de tener que intervenir para hacer su trabajo.

Y siempre mantener en la mente: en los equipos como en el amor, ante la duda, no hay duda.