en Sin categoría

Fortaleza y debilidad

Es un excelente cirujano pero un desastre como gestor.

O es buenísimo con los números, aunque muy antipático.

O un comunicador inspirador, si bien terrible organizando equipos.

Todos tenemos unas pocas fortalezas, una mayoría de intermedios y unas cuantas debilidades.

Y sin embargo…

Tanto si buscamos músicos como banqueros o esteticistas, lo que queremos son fortalezas.

Aunque sea fácil dejarse deslumbrar por una debilidad muy evidente, nosotros buscamos a quien que haga bien algo concreto.

Porque es sobre la fortaleza sobre lo que se construye.

El hilo del que tirar.

¿Buscas un buen comercial? Entonces quédate con el buen comercial.

Ya habrá tiempo de sentarse a mejorar todo lo no imprescindible.