en Sin categoría

Siguiendo el destino

Por todas partes está escrito lo que debemos hacer.

En el programa de fiestas del pueblo.

En el manual de instrucciones de la secadora.

En el anuncio del periódico de ayer.

En la guía de viajes de Venecia.

En el programa del partido de izquierdas o de derechas.

En el programa de estudios del máster.

Etcétera.

Y sin embargo…

Las vidas que admiramos nunca son las de los que cumplieron lo escrito.

Sino las de quienes siguieron su destino.

Entonces, ¿por qué no ser uno de ellos?